Sobre el sitio

A principios de la década de 1990, la empresa estatal Petrobrás realizó una expedición al sitio arqueológico y a la comunidad de Lajedo de Soledade. La visita contó con geólogos, arqueólogos y ambientalistas preocupados por la preservación y conservación del legado histórico, cultural y natural que contiene la comunidad de Soledade. A partir de esto, la empresa buscó establecer alianzas con personalidades locales que pudieran involucrarse y estuvieran interesadas en luchar, para que se pudiera lograr la preservación de un sitio tan rico. El nombre más conveniente y lógico en ese momento era María Auxiliadora (Dodora), quien ya llevaba algunos años luchando por la causa. La asociación resultó en lo que hoy conocemos como la Fundação dos Amigos do Lajedo de Soledade (FALS).

Vinculado al surgimiento de FALS, también hubo varios otros incentivos e iniciativas que buscaban incluir a la propia comunidad, entre ellos, capacitar a niños guías, delimitar áreas, crear senderos, perforar un pozo comunitario y construir un centro de investigación y visitas, que luego pasó a ser conocido como el Museo.

El sitio arqueológico Lajedo de Soledade es uno de los más importantes de Brasil y la mayor exposición de piedra caliza en la Cuenca del Potiguar, cuando un mar poco profundo cubría la región. El surgimiento de la estructura caliza es consecuencia del retroceso del mar y la formación de mini cañones, fisuras y cuevas fue resultado de la erosión provocada por las lluvias y corrientes que esculpieron la piedra caliza.

El valor científico, cultural e histórico de este sitio arqueológico es enorme. Conocerlo significa participar en una fascinante aventura por el interior del noreste, descubriendo los orígenes de un pueblo y las huellas dejadas como pistas de un enorme enigma.

Mapa del sitio

El sitio se divide en tres zonas, la primera se llama Urubu, ya que cuenta con formaciones rocosas oscuras y afiladas y varias cuevas, que recuerdan a esta ave. El segundo es conocido como Araras, ya que tiene pinturas rupestres realizadas hace cientos de años, muchas similares a guacamayas. El tercero se llama Olho d’água, ya que en esta zona surgen numerosos pozos de agua.

Tamaño: 1 km²;
Formación geológica: Roca caliza de origen marino;
Edad geológica (Lajedo): 90 millones de años;
Restos: Piezas indígenas y fósiles de animales de la Edad del Hielo;
Morfología Actual: Acción erosiva de lluvias y arroyos;
Edad (arte prehistórico): 3.000 a 5.000 años;
Representaciones gráficas: Guacamayos, loros, garzas, lagartos y formas geométricas aún no descifradas.

Galería de fotos

  • Todas
  • Formações rochosas
  • Vegetação
  • Pinturas